Archivo de la categoría: Técnicas

Como se procesó: Las cicatrices del tiempo

En este vídeo os muestro como proceso una imagen con el programa de revelado digital Capture One de Phase One. El objetivo de toda esta serie es mostraros que, en mi opinión, no importa el programa que utilicemos para procesar nuestras fotografías, lo realmente importante es conseguir que la imagen tenga la mayor calidad posible desde el momento mismo de la captura. Una imagen de mala calidad con una exposición descuidada, fuera de foco, ruido… seguirá siendo técnicamente una mala imagen, no importa el programa que utilicemos para revelarla.

En el próximo vídeo os mostraré como proceso una imagen con el programa Digital Photo Professional 4, de Canon y os descubriré el motivo por el que no lo uso en mi flujo de trabajo.

Revelar, procesar, retocar, manipular

La descalificación de un primer premio en el prestigioso concurso World Press Photo por fraude, unido a la descalificación de varias fotografías finalistas por “excesiva posproducción” me han hecho volver plantearme una pregunta que surge cada vez que leo este tipo de noticias: ¿Dónde están los límites entre revelado, procesado, retoque y manipulación?.

Yo, como fotógrafo paisajista, hace tiempo decidí acotar y definir de manera muy personal cada uno de estos estados con el propósito de ponerme unos límites, y al mismo tiempo ser consciente del terreno en el que me muevo cada vez que realizo el tratamiento de una fotografía.

Distingo entre cuatro estados:

  • Revelar: Aplicar los Ajustes básicos que toda imagen digital en formato RAW necesita. Estos ajustes son los que se pueden realizar desde la misma cámara: Exposición, saturación, contraste, tono, balance de blancos y nitidez.
  • Procesar: Ajustes locales en la imagen, tratamiento por zonas mediante máscaras de luminosidad, reservas y quemados, HDR/DRI1, recorte y nivel de horizonte y eliminación de manchas en el sensor. Estos ajustes requieren de programas de procesado de imágenes.
  • Retocar: Eliminar objetos ajenos al paisaje. A menudo estos objetos son de carácter transitorio, producto de la actividad humana: Envases, rastros de vehículos (estelas de avión, rodaduras, etc, etc.)
  • Manipular: Introducir elementos nuevos, eliminar y /o modificar elementos pertenecientes al paisaje: Ramas, piedras, hojas…, mezclar partes de fotografías tomadas en diferentes momentos y situaciones.

Para mí está claro que estos límites, un tanto difusos sobre todo cuando hablamos de retoque y manipulación, dependen de la especialidad fotográfica donde se apliquen y del destino que le demos a nuestras fotografías. No es lo mismo realizar modificaciones en un paisaje con una finalidad artística, que hacerlo en un paisaje con una finalidad documental; en el primer caso es retoque, en el segundo estamos entrando en el terreno de la manipulación.

En estos tiempos en los que los programas de revelado son cada vez más completos y sofisticados, y en los que el mismo programa que se utiliza para revelar es el que se usa para procesar y retocar las fotografías, resulta cada vez más difícil distinguir entre una imagen “original” y una retocada o manipulada.

Al final debe ser la ética del propio fotógrafo la que marque los límites.

Debe ser la ética del propio fotógrafo la que marque los límites.

[1] Incluyo el HDR/DRI dentro de procesar porque aunque ambas técnicas se basan en fusionar diferentes fotografías, estas pertenecen al mismo paisaje, en el mismo instante y no introducen ni eliminan elementos en la imagen.

Medir una escena: Sistema de Zonas + ETTR (IV y última)

Aplicando el Sistema de Zonas + ETTR

Una superficie oscura bajo una iluminación intensa puede reflejar la misma cantidad de luz que una superficie clara bajo una luz débil. El ojo humano puede percibir la diferencia entre las dos, pero un fotómetro las medirá como iguales. Por esta razón los fotómetros están diseñados para situar el valor tonal medido en los grises medios (Zona V). Como vimos en la entrada: El sistema de Zonas, cada zona es equivalente a un paso de apertura de diafragma o de velocidad de obturación, combinando estos dos factores el Sistema de Zonas ofrece al fotógrafo una manera muy fiable de exponer correctamente una fotografía. Como ya mencioné en la sección “Rango Dinámico”, la expresión: “Exponer para las sombras y revelar para las luces” me parece un tanto confusa cuando se aplica a la fotografía digital. Tal y como yo lo veo, creo que la expresión más adecuada sería:

Medir para las sombras y exponer para las luces (aplicando ETTR).

Personalmente utilizo un fotómetro de mano con medición puntual, pero por razones prácticas y más realistas voy a suponer que la medición se va a realizar con el fotómetro incorporado en la cámara. La medición puntual será un poco menos precisa pero igualmente válida. Antes de empezar a medir tenemos que asegurarnos de que nuestra cámara está correctamente configurada:

  • Modo Manual (M)
  • Medición puntual (•)
  • Ajuste de exposición en pasos de 1/3

También voy a suponer que la cámara tiene una escala de exposición que va de -2 a +2 (otras van de -3 a +3 e incluso de -5 a +5) de cualquier modo esto no influirá en el momento de hacer los cálculos. La correspondencia entre los valores de la escala de exposición y las zonas es la siguiente:

f/stop -2 -1 0 +1 +2
Zona III IV V VI VII

Primero mediremos la exposición para las sombras:

  1. Visualizar el área de la composición que queremos sea la zona más oscura con textura y detalle (típicamente Zona III, pero puede ser la zona IV e incluso la V)
  2. Apuntar la cámara y medir cuidadosamente la zona que hemos seleccionado como Zona III; sin dejar de apuntar, ir reduciendo la exposición[1 con el dial correspondiente hasta que el indicador se sitúe en la zona de la escala -2. Si hemos seleccionado como zona más oscura una zona IV o V situaremos el indicador en la posición -1 ó 0 respectivamente.

Anotamos el valor de la exposición obtenido para las sombras y procedemos a calcular la exposición para las luces:

  1. Visualizar el área de la composición que se requiere sea la más iluminada con textura y detalle (típicamente Zona VII). La correcta localización y exposición de la Zona VII es importante porque si seleccionamos una zona por debajo, cuando ajustemos el valor de la exposición con la técnica ETTR, la zona VII verdadera quedará sobrexpuesta perdiendo los detalles y las texturas. Recordad que para el fotómetro todas las zonas son gris medio (Zona V).
  2. Con la zona ya localizada, apuntar la cámara a la zona seleccionada como Zona VII y sin dejar de apuntar nos fijaremos en el indicador de la escala de exposición, que puede encontrarse en estas tres posiciones:
    1. El indicador está por debajo del valor +2 de la escala de exposición: En este caso aplicaremos la técnica ETTR y desplazaremos el indicador hasta el valor +2 incrementando la exposición con la ayuda del dial correspondiente.
    2. El indicador señala el valor +2 de la escala sin parpadear: No hacemos nada, la exposición calculada es correcta y el sensor es capaz de capturar el rango dinámico de la escena.
    3. El indicador ha quedado por encima del valor +2 o parpadea señalando sobrexposición. En esta situación podemos realizar las siguientes acciones: Reducir la exposición con el peligro de perder detalle en las sombras; también podemos hacer una doble exposición o por último emplear un filtro degradado de densidad neutra para compensar la sobrexposición. En este punto tendremos que calcular el valor del filtro necesario. En la siguiente sección os enseño como calcular el valor del filtro que mejor se adapte a la escena o a vuestras necesidades artísticas sin tener que recurrir demasiado al ensayo y error.

Como obtener el valor de filtro

Estábamos calculando la exposición para las luces tal y como os indicaba en la sección anterior y nos encontramos con que el cursor de exposición se encuentra parpadeando en el extremo +2 de la escala indicando sobrexposición. Ahora, y esto es importante, sin dejar de apuntar a la Zona VII empezamos a reducir la exposición con la ayuda del dial correspondiente en pasos de 1/3 ( o de 1/2, dependiendo de la configuración de vuestra cámara) tal y como hicimos cuando medimos las sombras, pero esta vez contando mentalmente el número de pasos necesarios hasta que el cursor se sitúe en la zona +2 de la escala o deje de parpadear. Llegados a este punto solo nos queda calcular el valor del filtro, para ello basta con multiplicar el número de pasos que hemos contado por el valor de cada paso. Por ejemplo, si hemos contado 6 pasos de 1/3, el valor del filtro será: 6 * 1/3 = 2 pasos Volvemos a introducir los valores de exposición para las sombras que habíamos anotado al principio y montamos el filtro correspondiente que hemos calculado. Si todo ha salido bien, el histograma se mostrará llenando todo el rango tonal. Este método es también recomendable para los más puristas, que prefieren las imágenes tal y como salen de la cámara, ya que les permite con un poco de práctica obtener la exposición correcta[2] prácticamente al primer intento.

[1] Recordar que la exposición dada por el fotómetro se sitúa en la Zona V (gris medio) y tenemos que compensarlo, disminuyendo o aumentando el valor de exposición recomendado por el fotómetro, dependiendo de la zona seleccionada (ver tabla de correspondencias).

[2] Entiéndase como exposición correcta aquella que el fotógrafo considera la más adecuada técnicamente para representar la escena según sus criterios artísticos.

Bibliografía

Adams, A. (1962). The Negative. Little, Brown and Company Reichmann, M (s.f.) Expose (to the) Right. Obtenido de Luminous-Landscape Wikipedia. (20 de Noviembre de 2012). Sistema de Zonas. Recuperado el 6 de Octubre de 2012, de Wikipedia: Sistema de Zonas