Archivo de la etiqueta: capture one

Lightroom + Capture One: Mi flujo de trabajo (4)

Segunda fase

Capture One: Revelar y Crear Imagen Maestra

Crear Sesión

Con los negativos ya seleccionados en Lightroom ha llegado el momento de revelar y crear la imagen maestra. Esta tarea la realizo desde Capture One.

Previamente he anotado el nombre del negativo o negativos que voy a revelar con Capture One; este proceso lo hago a la antigua: “papel y lápiz”. No supone ningún problema porque la lista es corta; en el mejor de los casos, uno o dos por sesión.

Empiezo abriendo una nueva sesión. Por defecto Capture One se abre mostrando el último proyecto en el que he estado trabajando; en este caso, voy al menú principal y selecciono “Archivo ➥ Nueva Sesión…”. Por el contrario, si no tenía ningún proyecto abierto aparece una ventana de inicio mostrando un listado con los proyectos más recientes, puedo elegir entre abrir uno de ellos o crear uno nuevo; para abrir una nueva sesión solo tengo que pulsar el botón “Nueva sesión…”.

Administrador de sesiones

En ambos casos, aparece una ventana de configuración en la que introduzco el nombre de la nueva sesión y su ubicación en el disco; el resto de campos los dejo con sus valores por defecto.

Ventana configuración de sesión

Para el nombre de la sesión, utilizo el de la carpeta que creé en Lightroom; si recordáis tenía el formato con la fecha y localización: YYYYMMDD-localización.

Como dice el manual de Capture One, las sesiones nos permiten almacenar todos los archivos en un proyecto completo, incluyendo los archivos RAW, los archivos de configuración, los archivos de biblioteca y las rutas a las unidades utilizadas en un proyecto. Lo que hace que las sesiones sean muy fáciles de administrar desde el sistema.

Importar

Abro la ventana de importación de Capture One y selecciono como origen de los archivos la carpeta con la copia de respaldo. En el área de previsualización se mostrará el contenido.

Ventana importar

Selecciono los negativos que quiero revelar.

Selección de imágenes

A diferencia de lo que hice en Lightroom, en esta ocasión no aplico metadatos durante la importación, tan solo el copyright genérico, aunque no es necesario.

Durante el proceso de importación, Capture One copiará los archivos seleccionados en el interior de la carpeta de sesión y creará las vistas previas.

Revelar

Ventana de revelado

Finalizada la importación procedo a revelar el negativo normalmente.

No voy a describir aquí el contenido del modulo de revelado, ni mostrados como realizo el proceso de revelado porque sería muy extenso y no es relevante para el flujo de trabajo.

Crear imagen maestra

Para crear la imagen maestra he creado en el módulo de exportación una plantilla con los siguientes parámetros de imagen: formato Tif, espacio de color Prophoto RGB, profundidad 16 bits y añadiendo al nombre de archivo el sufijo -Master. La imagen maestra se crea en la carpeta de salida por defecto de la sesión.

Panel de exportación

Solo me resta colocar la nueva imagen maestra en la carpeta vigilada (Auto importación) de Lightroom. La forma más sencilla es buscarla con el panel “Carpetas del Sistema” y arrastrar dentro la imagen maestra que se encuentra en la carpeta de salida.

Mover a la carpeta auto import

Esto es todo lo que tengo que hacer desde el entono de Capture One.

Aquí termina la segunda fase del flujo de trabajo; cierro la sesión y regreso a Lightroom para empezar la fase tres.

Siguiente: Lightroom + Capture One: Mi flujo de trabajo (5)

Lightroom + Capture One: Mi flujo de trabajo (3)

Primera fase

Lightroom: Importar y Seleccionar

Importar las fotografías

Cuando Lightroom importa las fotografías desde la tarjeta de memoria o la cámara, lo que hace es copiar los archivos al disco duro y crear los enlaces correspondientes en la biblioteca.

En el proceso de importación, primero seleccionamos las fotografías que queremos importar; elegimos como las queremos importar a la biblioteca y por último, especificamos en donde queremos almacenar los archivos; al mismo tiempo, también podemos definir las opciones de importación para estos archivos.

En Lightroom todas estas tareas se llevan a cabo desde la Ventana de importación.

Ventana de importación

Para poner en contexto la configuración que uso en mi flujo de trabajo para importar las fotografías, os voy a describir de forma resumida las diferentes secciones que componen esta ventana. En el manual de Lightroom encontraréis la información más detallada.

La ventana de importación aparecerá de forma automática cuando conectamos la cámara o el lector de tarjetas si tenemos activada en las preferencias de Lightroom la opción: “Mostrar diálogo de importación cuando se detecta una tarjeta de memoria”. También la podemos llamar desde el módulo de biblioteca, ya sea pulsando el botón “importar”; seleccionando en el menú principal “ArchivoImportar fotografías y vídeo” o mediante el atajo de teclado MAC: “I” WIN: “Shift+Ctrl+I.

Ventana de importación

La ventana de importación está dividida en tres áreas:

  • A. Panel Origen, que se encuentra a la izquierda de la ventana.
  • B. Área de previsualización, en el centro.
  • C. Panel de opciones y destino, que se encuentra a la derecha de la ventana.

Panel de origen

Este panel nos muestra todos los dispositivos de almacenamiento que tenemos conectados al ordenador. Desde aquí seleccionaremos el que contiene las fotografías que vamos a importar; por defecto, aparecerá seleccionada la tarjeta de memoria que hemos introducido, tal y como se puede ver la figura:

Panel de origen

Área de vista previa y selección

El área de vista previa es la que se encuentra en el centro de la ventana de importación. Desde aquí seleccionamos las fotografías que queremos importar y el modo en el que lo haremos.

Área de previsualización

En la parte superior central de la ventana de importación especificamos cómo queremos añadir las fotografías al catálogo:

Modos de importación

  • Copiar como DNG: Copia los archivos a la carpeta especificada y los convierte a DNG.
  • Copiar: Copia los archivos en la carpeta seleccionada, incluidos los archivos sidecar.
  • Mover: Mueve los archivos a la carpeta especificada, incluidos los archivos sidecar. Los archivos se quitan de su ubicación actual.
  • Añadir: Mantiene los archivos de fotografía en su ubicación actual.

En mi flujo de trabajo tengo seleccionado el modo “copiar como DNG”. El formato DNG tiene sus ventajas e inconvenientes. Una de las ventajas de trabajar con este formato es que encapsula el negativo junto con los metadatos; esto elimina la necesidad de crear un archivo “XMP sidecar” conteniendo todos estos metadatos. El inconveniente es que no todos los programas soportan completamente este formato, aunque actualmente la gran mayoría es capaz de leerlo.

Una vez que he definido el modo de importación selecciono las fotografías que quiero importar. Generalmente las marco todas y la selección la hago más adelante en la biblioteca.

En la parte inferior de la ventana hay una barra de herramientas en la que encontraremos, entre otros, los botones de “marcar todo” y “desmarcar todo”.

Panel de destino

El panel de destino se encuentra en la derecha de la ventana de importación. Mediante este panel selecciono una ubicación para las fotografías y otras opciones.

Este panel muestra una vista previa de las carpetas donde se colocan los archivos. Puedo elegir entre una ubicación en mi disco duro, en un disco externo o en un disco de red. También puedo crear subcarpetas en una ubicación específica.

Panel de destino

Las opciones (1) que he elegido para mi flujo de trabajo son: Copiar las fotografías a una nueva carpeta que nombraré con el año en curso (2) y organizar las fotos en su interior creando subcarpetas por fecha con el formato yyyymmdd (3).

Más adelante cambiaré el nombre de la subcarpeta (3) añadiéndole la localización. El modo en el que nombro las subcarpetas en mi flujo de trabajo lo explico con más detalle en el apartado Renombrar carpeta destino.

Unidos al panel de destino se encuentran los paneles de Administración de archivos, Cambio de nombre de archivo y Aplicar durante la importación con los que podemos especificar las opciones de las fotografías que estamos importando a la biblioteca de Lightroom.

Panel Administrador de archivos

En este panel se definen algunas acciones adicionales que se realizaran con los archivos durante el proceso de importación.

Panel administrador de archivo

Encontramos las opciones:

  • Realizar una segunda copia en. Seleccionando esta opción, le decimos a Lightroom que realice una segunda copia de los archivos en un destino determinado.
  • No importar duplicados. Con esta opción evitamos volver a importar archivos que ya se encuentran en el catálogo.
  • Tamaño de la Vista previa.
  • Construir vistas inteligentes. Una nueva opción introducida en Lightroom 5; las vistas inteligentes son un nuevo formato de archivo ligero y reducido, basado en el formato DNG. Nos permite editar imágenes que no están físicamente conectadas al ordenador.

Para mi flujo de trabajo he marcado las casillas “Realizar una segunda copia en:” y “No importar posibles duplicados”. El tamaño de vista previa lo dejo en el modo estándar. De acuerdo con el manual de Lightroom, el modo estándar utiliza el espacio de color Adobe RGB y corresponde al tamaño que vemos cuando ajustamos el nivel de zoom de la vista de lupa en Encajar. El tamaño por defecto de la vista previa estándar se define en las preferencias de biblioteca de Lightroom.

Panel Renombrar archivo

Durante el proceso de importación podemos cambiar el nombre del archivo original. Este panel me permite seleccionar la plantilla que voy a utilizar para dar formato al nombre.

Panel renombrar archivo

Puedo seleccionar entre distintas plantillas predefinidas o crear una personalizada mediante el editor de plantillas de nombre. En la figura podéis ver la plantilla que he creado para dar nombre a mis fotografías:

Editor de plantilla de nombre

Utilizo el formato YYYYMMDD-HHMMSS que está compuesto por los siguientes campos:

  • YYYY: Año en cuatro cifras (2014)
  • MM: Número de mes (01–12)
  • DD: Día del mes (01–31)
  • HH: Hora en formato 24h
  • MM: Minutos (00–59)
  • SS: Segundos (00–60)

Los campos extraen su contenido de los datos EXIF de la fotografía correspondientes a la fecha y hora de la captura.

Ejemplo:

Una fotografía capturada a las 7.30h de la tarde de un 14 de Febrero del 2014 tendría en mi cámara un nombre con este formato: _MG_5023.CR2; tras la importación, usando la plantilla que he creado: 20140214–193000.CR2

Panel Aplicar durante la importación

Desde este panel selecciono un ajuste preestablecido de metadatos e introduzco las palabras clave que se aplicarán a las imágenes importadas de forma automática.

En mi flujo de trabajo, sólo pongo una sencilla plantilla de metadatos personalizada con mis datos de copyright genéricos:

Panel aplicar durante importación

En la tercera fase de mi flujo de trabajo, durante el proceso de clasificación, añadiré más metadatos y asignaré las palabras clave.

Importar con ajustes preestablecidos

Con todos los ajustes de importación ya definidos podemos crear un ajuste personalizado mediante el panel que se encuentra en la base de la ventana de importación. Este ajuste preestablecido nos permitirá volver a utilizar esta misma configuración de opciones en futuras sesiones sin tener que volver a introducir una y otra vez los mismos datos en cada importación.

Ajuste preestablecido de importación

En mi flujo de trabajo he creado uno con el nombre: YYYYMMDD-HHMMSS-DNG

Llegados a este punto, con todos los parámetros de importación configurados, pulsamos el botón “Importar”.

Proceso de selección

Finalizado el proceso de importación, con las fotos ya en nuestro catálogo ha llegado el momento de la selección.

En el proceso de selección, separamos las mejores imágenes de aquellas defectuosas o de baja calidad. Para empezar a seleccionar las imágenes en Lightroom, primero tenemos que activar la Vista de comparación, lo haremos desde el módulo “Biblioteca” pulsando la tecla “C” o pinchando con el ratón en el botón correspondiente, que se encuentra en la barra de herramientas que hay debajo del área de visualización previa, justo encima de la tira de diapositivas.

Vista de comparación

La vista de comparación divide el área de visualización previa en dos ventanas; en la ventana de la izquierda, se muestra la imagen seleccionada; y en la de la derecha, la imagen candidata. Para poder ver lo que sucede cuando usamos las teclas de cursor, lo mejor es mostrar la vista de “tira de diapositivas”; para activarla pulsamos la tecla “F6”.

Tira de diapositivas

Observando las miniaturas, veremos que la correspondiente a la imagen “seleccionada”, tiene un pequeño rombo blanco en la esquina superior derecha; y la de la imagen “candidata” otro, pero de color negro.

Utilizaremos las teclas ← → de cursor para movernos por las imágenes candidatas, e ir comparándolas con la imagen seleccionada. Si encontramos una imagen candidata que es mejor que la seleccionada, podemos realizar dos acciones:

  • Pulsar la tecla ↓ “cursor abajo”. Con esta acción se intercambian las imágenes; la imagen candidata pasa a ser la seleccionada, y viceversa, tal y como podemos comprobar mirando los rombos en la tira de diapositivas.
  • Pulsar la tecla ↑ “Cursor arriba”. En este caso, la imagen candidata también pasa a ser la imagen seleccionada, con la diferencia de que la nueva imagen candidata es la inmediatamente siguiente en el sentido en el que estuviésemos revisando las imágenes.

Durante el proceso de selección podemos: Ampliar las fotografías simplemente pulsando dos veces sobre una de ellas; poner indicadores de selección o rechazo, etiquetas de color y estrellas de clasificación que nos servirán de ayuda a la hora de clasificar las fotografías o realizar una segunda revisión más detallada.

Para salir de la vista de comparación pulsaremos el botón “Hecho”

Renombrar carpeta destino

Para finalizar esta primera fase del flujo de trabajo, solo me resta cambiar el nombre de la carpeta destino añadiéndole como sufijo la localización: YYYYMMDD-localización. Podría haberlo hecho justo después de la importación, pero no es la primera vez que ninguna de las fotografías pasa el proceso de selección y toda la carpeta va a la papelera.

El sufijo “-localización” está compuesto por los siguientes campos:

  • Sujeto
  • Lugar
  • Ciudad/Pueblo
  • Código de Provincia: V (Valencia), A (Alicante), CS (Castellón)…
  • Código ISO del País. FR (Francia), DE (Alemania), IT (Italia). Sin código, por defecto España.

Cada palabra separada por un guión, sin espacios en blanco, signos de puntuación ni acentos.

Ejemplos:

20140214-arrozal-albufera-sueca-V

20121215-cascada-molino-san-pedro-el-vallecillo-TE

20030810-piramides-giza-EGY

Aquí termina la primera fase del flujo de trabajo en el entorno de Lightroom. La segunda fase, la de revelado y creación de la imagen maestra, se desarrollará en el entorno de Capture One. Volveremos al entorno de Lightroom en la tercera fase.

Siguiente: Lightroom + Capture One: Mi flujo de trabajo (4)

Lightroom + Capture One: Mi flujo de trabajo (2)

Flujo de trabajo

Después de la introducción en la que os explicaba los motivos por los que estoy cambiando mi flujo de trabajo, llega el momento de entrar en materia.

En esta entrada, os voy a mostrar el diagrama con las diferentes partes que constituyen mi flujo de trabajo, y os describiré de manera resumida cada uno de los puntos de que se componen. En futuras entradas profundizaré algo más en algunos de ellos.

Aunque viendo el diagrama el flujo de trabajo puede parecer complejo, en realidad no lo es tanto; me está resultando más difícil el trabajo de describirlo aquí, que el de ponerlo en práctica. Todo el trabajo de importación de los archivos en ambos entornos, y la tarea de clasificación, es bastante rápido y en tan solo unos minutos tengo las fotografías listas para seleccionar, revelar o clasificar. Lo más costoso es el proceso de selección en LR[1] y más tarde el de revelado en C1[2], pero son tareas que tendría que realizar obligadamente con o sin flujo de trabajo.

Flujo de trabajo completo

Flujo de trabajo completo
Flujo de trabajo completo

El diagrama muestra mi flujo de trabajo completo. Está dividido en tres partes:

  1. Principal. Es el flujo de trabajo básico
  2. Extendido. Es el flujo de trabajo adicional.
  3. Imprimir, Exportar y Publicar en los media.

Flujo de Trabajo Principal

Flujo de trabajo principal
Flujo de trabajo principal

En el flujo de trabajo principal empiezo por abrir el catálogo de LR y copiar las fotografías de la tarjeta de memoria al disco duro de mi ordenador (1). He configurado LR para que durante la copia convierta los negativos a formato DNG, les cambie el nombre y haga una copia de respaldo con el formato y la extensión originales (.CR2 de Canon) pero con el nuevo nombre.

Con los negativos ya en el catálogo, procedo a seleccionar y marcar aquellos que considero que merecen ser revelados, el resto los elimino del disco.

Una vez completado el proceso de selección en LR, abro C1 y creo una nueva sesión (2); acto seguido, importo de la copia de respaldo los negativos que tienen el mismo nombre que los que previamente había seleccionado y marcado en LR para revelar (3). Tengo dos motivos para proceder de esta forma: El primero es que, aunque en LR trabajar con el formato DNG supone una ventaja, en C1 este formato no está plenamente soportado para todos los modelos de cámara, lo que puede suponer un inconveniente en el momento del revelado. El segundo motivo, es mantener sincronizados ambos catálogos por medio del nombre de archivo; esto será importante más adelante, cuando cree la imagen maestra y la devuelva al catálogo de LR.

Desde la sesión abierta en C1 revelo el negativo (4) y una vez satisfecho con el resultado, creo la imagen maestra en formato TIF, 16bits y espacio de color Prophoto RGB, que guardo en una carpeta que he creado específicamente para ser la carpeta de Auto importación (6). LR puede configurarse para importar automáticamente el contenido de esta carpeta al catálogo (7).

De nuevo en el catálogo de LR, muevo la imagen maestra a la carpeta que le corresponde; Llegado este punto sólo me resta realizar el proceso de administración (D.A.M[3]) añadiendo los metadatos y palabras clave.

Flujo de trabajo extendido

Flujo de trabajo extendido
Flujo de trabajo extendido

En esta parte del flujo de trabajo realizo las acciones adicionales: procesar la imagen maestra con photoshop (5), incorporar la imagen maestra al portafolios (8), o hacer la copia de seguridad de las sesiones (10) y catálogos (aunque esta es una labor que realizo de forma periódica).

Imprimir, Exportar, Publicar en los Media

Una vez terminada la edición de la imagen maestra y añadido los metadatos y palabras clave, ya la puedo guardar en el portafolio, imprimir, publicar en mi galería o compartir en los foros de internet (9).

El entorno de Lightroom me facilita enormemente el trabajo de impresión, y también el de publicación y exportación gracias a la posibilidad de instalar extensiones de terceros y crear acciones predefinidas para cada tarea.

Siguiente: Lightroom + Capture One: Mi flujo de trabajo (3)


  1. Lightroom
  2. Capture One
  3. (Digital Assets Management) – Administración de Recursos/Archivos Digitales.

Lightroom + Capture One: Mi flujo de trabajo (1)

Introducción

LR+C1-Compo-Image

Hace poco tiempo que en mi flujo de trabajo he empezado a utilizar dos herramientas diferentes para revelar y clasificar mis fotografías: Capture One de Phase One y Lightroom de Adobe (en adelante C1 y LR respectivamente). Seguramente os preguntaréis por qué utilizo dos herramientas cuando todo el flujo de trabajo podría desarrollarlo desde una sola de ellas: LR. Con LR puedo importar, revelar, clasificar, procesar, imprimir y exportar mis Negativos Digitales (en adelante los negativos) e imágenes, todo desde un mismo entorno y de forma, evidentemente, menos complicada.

Antes de continuar quiero explicar que distingo entre los conceptos de Fotografía, Negativo Digital e Imagen. La Fotografía, es el archivo tal y como es capturado por la cámara y que puede estar en formato RAW, DNG, JPEG o TIF. El Negativo Digital, es la fotografía en formato RAW o DNG y por último, la Imagen, es el resultado después de revelar la fotografía o el Negativo Digital.

También distingo entre los conceptos de Revelar y Procesar (aunque en ocasiones utilice ambos términos de forma indistinta). Revelar, es realizar los ajustes en un negativo digital; Procesar, es ajustar una imagen para darle nuestro toque personal. La frontera que hay entre Revelar, Procesar y Manipular una fotografía es fruto de un apasionado debate entre “puristas y artistas digitales”. Tengo mi opinión personal sobre el tema, pero es materia para otra entrada; aunque en resumen, mi posición al respecto coincide bastante con la que expresa Mónica Vidal en este artículo: “¿Qué papel debería jugar el procesado fotográfico? Una reflexión en abierto”.

El motivo por el que actualmente uso C1 para revelar mis negativos es, primero, porque me gusta más el aspecto y los tonos de las imágenes reveladas en este entorno; y aunque puedo conseguir el mismo aspecto desde LR, para mis preferencias, los ajustes realizados en C1 me resultan visualmente menos agresivos, y en conjunto el resultado está más próximo al que me gusta para mis imágenes. Por el contrario, los ajustes en LR tienden a saturar demasiado los colores para mi gusto (es una tendencia que vengo observando con cada nueva versión… totalmente subjetiva, claro) y si no tengo cuidado durante el revelado puedo acabar con una imagen demasiado “digital”.

El segundo motivo es la independencia que me da este flujo de trabajo. Al separar el entorno de revelado digital, de la administración y organización de las fotografías e imágenes, tengo la libertad de elegir las herramientas de revelado y de administración que mejor se adapten a mis necesidades en cada momento.

Todas las herramientas de revelado tienen puntos fuertes y limitaciones. La elección de una u otra dependerá en gran medida de la actividad, los gustos y la forma de trabajar de cada fotógrafo. Por ejemplo, hay fotógrafos que prefieren revelar sus fotografías con la utilidad suministrada por el fabricante de la cámara. Una vez terminan el revelado, crean a una imagen maestra y realizan los ajustes finales con Photoshop. Otros, por el contrario, prefieren no realizar ningún tipo de revelado posterior; antes de cada captura hacen todos los ajustes necesarios desde la propia cámara. Por este motivo dependen aún más de la herramienta de revelado suministrada por el fabricante, ya que solo esta puede leer esos ajustes y mostrarles la fotografía en el ordenador con el mismo aspecto que visualizó en la cámara en el momento de la captura. Personalmente como habéis podido adivinar, prefiero y utilizo herramientas de revelado independientes del fabricante.

En lo que respecta al revelado Digital hay soluciones disponibles en el mercado tan potentes y válidas como lo son LR y C1. En cuanto a la administración y catalogación, personalmente considero que LR es la mejor opción para administrar las fotografías e imágenes digitales. Es un entorno robusto, eficiente y flexible gracias a su sistema de módulos; que permite administrar, clasificar, exportar e imprimir las imágenes de una forma que, en mi opinión, hoy por hoy no tienen rival.

Al final, Independientemente del entorno que utilicemos, en la mayoría de los casos acabaremos con una imagen maestra (TIF, JPEG…). que tendremos que archivar y catalogar para futuros usos. Este flujo de trabajo que he adoptado me permite cambiar de revelador en cualquier momento y poder seguir utilizando Lightroom para administrar mis negativos e imágenes que es en definitiva el motivo de todos estos cambios.

En las siguientes entradas describiré paso a paso mi flujo de trabajo en ambos entornos.

Siguiente: Lightroom + Capture One: Mi flujo de trabajo (2)